martes, 3 de diciembre de 2019

Ingrid Oliveira ha sido expulsada de los Juegos Olímpicos por mantener relaciones sexuales con un remero


Ingrid Oliveira ha sido expulsada de los Juegos Olímpicos por mantener relaciones sexuales con un remero

Ingrid Oliveira es una saltadora de trampolín que tiene 20 años de edad y ah sido expulsada de los juegos olímpicos tras haber mantenido relaciones sexuales con un remero brasileño y haber salido todo a la luz. Como consecuencia se ha formado todo un escándalo sexual y es el cotilleo más grande de los juegos. Finalmente la delegación brasileña ha decidido expulsarla. Esta chica estaba participado con la competición de satos sincronizados desde una plataforma de 10 metros de altura junto a su compañera Giovanna Pedrosa. Un día antes de su competición, cuando llegó la noche Ingrid le pidió a cu compañera de cuarto si podía dejarla la habitación para ella sola porque quería traerse a el remero brasileño Pedro Goncalves para tener relaciones sexuales con él en la intimidad.
Al día siguiente de haber tenido sexo como si estuvieran grabando para Bangbros, Ingrid tuvo su competencia con un resultado final bastante malo para ella y su compañera ya que quedaron en el último puesto de la final de salto de trampolín de 10 metros de altura. 
En su país, Brasil, el público se esperaba que las dos mujeres consiguieran como mínimo una medalla olímpica, pero finalmente no lo consiguieron. Una vez todo lo sucedido la noche anterior salió a la luz, el cual la gente se enteró porque su compañera Giovanna Pedrosa lo contó todo al Comité Olímpico Brasileño, este tras pensarlo decidió expulsar a la saltadora del equipo por ser una persona con poca disciplina.
Desde entonces estas dos mujeres ya no son pareja de salto y no van a volver a competir en ninguna competencia juntos. Por el momento Giovanna Pedrosa sigue siendo miembro del equipo olímpico, pero Ingrid tiene que volver a ganarse el puesto si quiere competir en los juegos que ocurrirán en cuatro años.



Después de este suceso Ingrid nos ha contado que ha recibido tanto ofertas como para realizar escenas porno del sitio de películas kostenlosepornofilme.org como invitaciones para salir en la televisión brasilera de programas relacionados con contenido sexual. Ella dice que ha sido acosada por todo el mundo, le han hecho un linchamiento brutal a nivel mundial, y lo que más daño le hace que ya no puede hacer lo que más le gusta y lo que era su trabajo, ser saltadora de trampolín. Ella dice también que en internet se han creado cientos de mentiras sobre su persona como la de poner en la wikipedia que ella practica la pértiga. Además nos cuenta que piensa que todo esto es simplemente porque es una mujer que ha tenido sexo, como si fuera algo extraño, ya que el sexo lo practican tanto hombres como mujeres, por lo que dice que esto está siendo un ataque machista si o si. La saltadora se ha expresado y ha dado su versión sobre lo ocurrido en los pasado juegos olímpicos en los cuales mantuvo relaciones sexuales con otro miembro del comité olímpico brasileño, en este caso en la modalidad de remo, el remero Pedro Goncalves.
Al final la saltadora nos ha dicho que no fue echada de los juegos, pero que desde entonces su vida ha cambiado mucho y no a mejor, sino totalmente a algo malo, que su vida está siendo una tortura. Dice que muchas veces l gente la para por la calle preguntado si es Ingrid la de los Juegos Olímpicos de este año, en vez de preguntarla si es Ingrid la deportista de élite. Ahora su imagen ha quedado dañada por algo que cuenta los medios de manera equivocada.



Por otro lado, esta noticia ha tenido también un impacto positivo, aunque Ingrid preferiría que nunca hubiera ocurrido. La deportista olímpica nos ha dicho que en sus redes sociales, su cuenta de Instagram se ha casi triplicado de seguidores, pasando de tener 90.000 seguidores a más de 250.000 seguidores tras conocerse los hechos. Debido a ello, su popularidad ha crecido mucho y por ese motivo le han llegado invitaciones sexuales bastante extrañas. Una de estas invitaciones ha sido de una productora porno alemana que estaba muy interesada en grabar con ella escenas categorizadas como grosse titten en Alemania. Ingrid dice que cuando leyo la propuesta se quedó asombrada y no daba credibilidad a que esto le estuviera ocurriendo. Ingrid ha dicho, que obviamente ha rechazado todas las propuestas de este tipo, que ella quiere seguir haciendo deporte y olvidar esta historia que ha sido bastante desagradable.

Por último Ingrid nos quiere contar como ha sido la historia realmente: Dice que conoció al remero en unos juegos olímpicos pasados, y que en estos juegos cuando se encontraron comenzaron a charlar y hubo buen rollo. Vieron una película para adultos titulada omasex y como los dos se atrajeron y querían mantener sexo, pues la saltadora habló con su compañera de habitación y le pidió permiso para traerla. A ella le pareció bien, los dos tuvieron sexo pero no pasaron la noche juntos. Por último quiere hacer un incuso en que ella no ha sido la única en tener relaciones sexuales durante los juegos, sino que otros muchos deportistas también lo han hecho como por ejemplo el corredor de 100 m lisos Usain Bolt, y dice que de este por ejemplo no se habla nada.